"Dios envía una lluvia de sonrisas sobre tu vida, un manantial de perdón para vivir en feliz, un mar de bendiciones para compartirlas con otros, un río de paz para saciar tu sed y la nube de gloria para caminar seguro durante toda tu vida"

CAMINANDO CON DIOS

Recuerdo que cuando era pequeña y caminaba junto a mi padre, me esforzaba mucho en poder seguir su ritmo. Pero mientras él daba un paso yo tenía que dar tres; me resultaba muy dificil seguirlo, pero ello se convirtió en un reto a mi temprana edad. Él se daba cuenta de todo y creo haberlo visto desacelerando su paso, muy sutilmente, como para infundirme confianza y yo aceptaba agradecida ese gesto de amor.
Conforme fui creciendo el seguir su ritmo dejó de ser una tarea difícil y se convirtió en nuestra manera de conocernos. Cada tiempo que pasé con mi padre caminando hacia el colegio o a la academia universitaria, o alguna vez hacia la universidad, o al Instituto Bíblico resultó para mi la mejor oportunidad para conocerlo. Ahora entiendo por qué la gente asegura que nos parecemos mucho en nuestras expresiones o gestos, la respuesta no se haya en el hecho que sea mi padre, sino en que pasé tiempo con él caminando.
Asi también sucede con nuestro Padre celestial, en la medida que caminemos con Él, iremos siendo cada día más semejantes a Él. Fue ese diario caminar lo que permitió a Enoc aparecer en las páginas de la Biblia como un hombre piadoso. “caminó, pues, Enoc con Dios...” Génesis 5:24, bastó con decir que caminó con Dios, para dejar claro que su vida fue una vida santa, pues al caminar con Dios, hizo suyo el propio andar de Dios, hizo suya su sonrisa y su mirada de amor. Caminar con Dios nos hace conocer mucho mejor los misterios más hermosos de Dios, nos hace participar de su divina esencia para contagiarnos de su resplandor.Caminar con Dios, es mucho más que sólo orar de vez en cuando, es mucho más que meditar esporádicamente en Su Palabra. Caminar con Dios es hacer nuestro el mismo camino de Dios, es llegar a desaparecer la dualidad en el firmamento, de tal manera que la gente pueda ver a una sola persona caminando, pues nuestra vida va escondida en Él.
Enoc caminó con Dios. Hoy y todos los días que vengan, Dios espera caminar contigo, querido lector. Él ya esta en el camino y tiene extendida Su mano hacia ti esperando a que te decidas a ser uno con Él por toda la eternidad.

1 comentario:

  1. ME GUSTO MUCHO ESTE BLOG, OJALA HUBIERA MAS COMO ESTE!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentarios, me alienta a seguir adelante. Dios te bendiga.

NATALICIO DE ESTE BLOG

Daisypath Anniversary tickers
Este blog ha sido creado para compartir experiencias de vida que puedan mostrarnos, de manera más clara, las cosas buenas que llevamos dentro y que algunos hasta hoy desconocen.
Te invito a conocer juntos todo el potencial que Dios ha puesto en tus manos, te sorprenderá llegar a saber que eres una persona con propósito, que no naciste por casualidad, sino que Dios diseñó para ti una vida abundante, para que la disfrutes tomado(a) de su mano.